Está claro que nos enfrentamos a una situación nunca antes vivida y extraña para todos nosotros. Colegios y universidades cerradas, empresas mandando a sus empleados a casa a teletrabajar (los que pueden claro), eventos aplazados, actividades de formación presencial suspendidas…

Aula de formación vacía

Pero como siempre, en estas situaciones algo sale reforzado. Está claro que esta situación va a suponer una prueba de estrés para el teletrabajo en las empresas, y por fin veremos si realmente en España se podría implantar sin problemas. Otro de los temas que sin duda va a aumentar en estas fechas es la formación eLearning. 

Con la suspensión de todas las actividades formativas presenciales, la formación eLearning toma especial relevancia. 

Especialmente preocupante son los colegios. ¿Están preparado los centros para dar clase a los alumnos que se van a enfrentar a la eVau (selectivdad) a darles las clases online? 

Estoy convencido que esta situación, hará replantearse a muchos colegios, institutos y organismos públicos, la necesidad de invertir en formación eLearning.

La pregunta es… ¿estamos preparados en España, para cambiar de un día para otro toda la formación del formato tradicional presencial al formato eLearning?